PRODUCTO FOTOGRÁFICO 0

Tu trípode Manfrotto, según aplicación y peso


La familia de trípodes Manfrotto es extensa, muy extensa: más de 100 modelos repartidos en casi 20 series, sin contar las combinaciones con distintas rótulas, acabados de aluminio o carbono… Eso supone que la marca posee el trípode perfecto para cada usuario, pero también que localizar el trípode perfecto puede ser una labor complicada. Lo que hoy os presentamos es una suerte de mapa, para que cada cuál encuentre su ruta en función del uso que quiera darle al trípode… y el peso del equipo.

Fotografía macro

Mientras que otras disciplinas no son tan exigentes con el tipo de trípode utilizado, la fotografía macro exige ciertas características prácticamente indispensables.

Que permita tomas bajas: Descarta de antemano cualquier trípode con patas unidas a la columna. Lo ideal son trípodes que permitan colocar la columna en posición horizontal o invertida. También un minitrípode puede cumplir esa labor, siempre que el peso de la cámara sea moderado.

Que sea especialmente estable: Sabemos que cargar con excesivo peso no apetece a nadie, pero la fotografía macro es especialmente sensible al movimiento, por lo que deberemos encontrar el equilibrio entre peso y estabilidad. Un trípode demasiado ligero podría resultar en imágenes poco nítidas.

Máximo control: Existen otras características que pueden ayudarnos a conseguir ese control máximo que deseamos cuando hacemos fotografía macro. La posibilidad de regular el ángulo de inclinación de las patas de forma independiente, será de mucha ayuda cuando trabajemos en suelos irregulares. También una rótula con movimiento milimetrado o, en su defecto, un raíl de enfoque macro, nos ayudará a controlar el efecto de forma exacta.

Nuestras recomendaciones en la gama Manfrotto son trípodes como el 290 DUAL o la serie 190. Para equipos más pesados podemos optar por modelos como el 055. También los minitrípodes Pocket y Pixi, o Pixi Evo para cámaras de hasta 4 kgs. El minitrípode de vídeo Hi-Hat MVT535HH permite trabajar con equipos de casi 20 kgs a escasos centímetros del suelo.

Fotografía deportiva

Este tipo de fotografía tiene una principal complicación y es que el equipo necesario suele ser pesado y al mismo tiempo como fotógrafos necesitamos ser dinámicos para buscar siempre el mejor ángulo. Podríamos dividir la fotografía deportiva en dos grupos: los deportes que se practican en estadios y para los que vamos a necesitar pesados teleobjetivos (futbol, tennis, atletismo…) y los deportes que nos permiten más cercanía y que exigen otras técnicas, como el panning o, sencillamente, acercarnos peligrosamente a la acción (motocross, ciclismo, snowboard…). Dependiendo de la movilidad que necesitemos y del peso del equipo necesario tendremos que tomar la decisión: un trípode estable pero ligero (siempre eligiendo modelos de carbono, que supondrán una gran diferencia a la hora de movernos con el equipo) o un monopié (que aporta la máxima movilidad y se adapta a cualquier rincón).

Nuestros trípodes de carbono favoritos para esta modalidad de fotografía son el 290 light, el 190 XPRO o 190 GO! en caso de que tu equipo no supere los 8 kgs de peso. Si tu equipo es un poco más pesado, lo ideal sería un 055 o, incluso, un MDEVE 755CX3, que soporta más de 18 kgs de peso.

Por supuesto en la gama de monopiés encontramos opciones muy interesantes. Especialmente interesante es la base fluida para monopiés, ideal para hacer paneos.

Arquitectura, paisaje, nocturna o larga exposición

Aunque cada una de estas disciplinas tiene sus peculiaridades, tienen algunas cosas en común, especialmente la posibilidad de usar velocidades muy bajas. Hablamos por lo tanto de trípodes muy estables. La estabilidad de un trípode tiene que ver con el peso pero también con su construcción. Daremos prioridad a trípodes con la columna unida a las patas y a rótulas robustas (3 way o incluso de cremallera). Pero sobretodo deberemos calcular bien el peso de nuestro equipo para asegurar una sujeción perfecta. Algunas propuestas según el peso:

Menos de 2 kgs: Minitrípode Pixi o los modelos Light y Action de la serie Compact.

Entre 2 y 4 kgs: Minitrípode Pixi Evo, Off Road, Befree o Befree One  y el modelo Advanced de la serie Compact.

Entre 4 y 8 kgs: Modelos xtra, dual o light de la gama 290, los 190x, 190xpro190GO! o MDEVE 755XB

Entre 8 y 12 kgs: 055, Pro Geared 475B, Triaut 058B, Triman 028B o Neotec 458B

Entre 12 y 18: 057MVT502AMPRO 117B

Más de 18: Super Pro 161MK2BMVT535AQMPRO 535Pro 546BPro 546GB o MVT535HH.

Más de 22: 132XNBMPRO 536Pro 545BPro 545GB

Más de 30: PRO 528XB

Estudio

Si trabajas en estudio es casi seguro que vas a tener un equipo grande. Por suerte nos vas a tener que negociar con el asunto del peso ni el tamaño compacto una vez cerrado y es posible que todo se reduzca a un asunto de comodidad con el tipo de modelo (altura máxima, tipo de rótula…) y, para qué engañarnos, presupuesto.

Algunos magníficos trípodes para estudio: Pro Geared 475B, Triaut 058B, Triman 028B o Super Pro 161MK2B. Se trata de trípodes con las patas pegadas a la columna, una característica que resta portabilidad a un trípode pero que potencia la estabilidad y permite una mayor altura.

Viajes

Lo normal cuando se viaja es optar por un equipo más bien ligero. En cuanto al trípode somos incluso más exigentes: la relación peso/capacidad de carga es todo lo que interesa al viajero.

En esa categoría destacamos trípodes como el modelo Light de la categoría Compact, el Off Road o el clásico del viajero: el BeFree, o su nueva versión BeFree One. Para equipos un poco más pesados (hasta 8 kgs) también se pueden considerar las versiones en carbono de modelos más avanzados, como el 290 light o el 190GO! También son muy interesantes los minitrípodes, como el Pocket o los Pixi, para las cámaras compactas, o Pixi Evo para cámaras entre 2 y 4 Kgs.

Birdwatching

Cualquier trípode ligero y versátil nos sirve para fotografiar aves, pero si tu pasión es el mundo de las aves y el principal uso que vas a dar a tu trípode es la fotografía de pájaros es posible que aprecies una buena rótula de bola o 2 way o, incluso, un monopié con base fluida, ideal para paneo.

Nuestros favoritos para esta categoría son el compact action, para equipos ligeros, las series 190 y 290 (siempre con rótula de bola o 2 way) para equipos entre 4 y 8 kgs y para equipos más pesados podemos optar por modelos como el 055 o el MDEVE 755CX3.

Retrato

El retrato, a pesar de ser una técnica tan exigente como cualquiera, no exige de un tipo de trípode especial y cualquier trípode a priori puede valer. Sin embargo, si tuviéramos que elegir unas características lo elegiríamos ligero y con una buena altura. Dos características que nunca están de más y que este género nos pone al alcance de la mano por su inferior exigencia en otros aspectos.

Dependiendo del peso podemos encontrar nuestra mejor opción en las series Compact, 190290 o 055. Esta última es especialmente apreciada por su altura: sus 170 cms de altura máxima (sin contar la rótula) permiten trabajar con mucha libertad.

Vídeo

Por último hablamos de la categoría de vídeo. Si nos gusta usar la cámara para hacer vídeo vamos a necesitar un sistema de estabilización y tiene que ser uno que nos permita movimientos suaves. Esto pasa por rótulas especiales (rótulas 2 way, rótulas de bola con control de fricción, rótulas de joystick, rótulas hidrostáticas…) como condición sine qua non. De nuevo va a ser importante tener en cuenta el peso del equipo, ya que este tipo de rótulas son, por construcción, menos resistentes. Algunos buenos modelos ordenados por peso:

Menos de 4 kgs: Modelo Action de la serie Compact

Entre 4 y 8 kgs: Series 190 y 290

Entre 8 y 12 kgs: 055

Entre 12 y 15 kgs: MDEVE 755CX3, MVT502AM , PRO 117B

Más de 18: Super Pro 161MK2BMVT535AQMPRO 535Pro 546BPro 546GB o MVT535HH

Más de 22: 132XNBMPRO 536Pro 545BPro 545GB

Más de 30: PRO 528XB

You Might Also Like

No Comments

Leave a reply