PRODUCTO FOTOGRÁFICO 0

Fotografía nocturna: todo lo indispensable y todo lo accesorio


La fotografía nocturna es una variedad de la fotografía que fascina a muchos y con la que, puntualmente, todo fotógrafo ha jugueteado al menos una vez. Nos encanta ver cómo las escasas luces en la oscuridad van pintando escenas en nuestro negativo o sensor y todos los efectos que podemos conseguir cambiando parámetros y combinando accesorios. Hoy os hemos preparado este artículo en el que analizamos todo aquello que necesitamos (o podemos necesitar) en nuestras aventuras nocturnas. Porque el material fotográfico es y siempre ha sido nuestro tema favorito.

Lo imprescindible

La cámara: Lo más importante para cualquier fotografía es la cámara y, aunque se suele decir que la mejor cámara es la que usas, esto no es exactamente así en el caso de la fotografía nocturna. En primer lugar necesitaremos una cámara que nos permita bastante control: debe tener función bulb, controles manuales y posibilidad de disparar en RAW. En segundo lugar valoraremos una cámara que tenga buen rendimiento con poca luz. Esto no es algo fácil de determinar, ya que no existe un parámetro que lo mida. Existen páginas con reviews y comparativas que miden el rendimiento de los distintos modelos con poca luz.

Trípode: Es obvio que para realizar esas largas exposiciones vamos a necesitar un trípode. Es imprescindible que sea un trípode estable, que soporte bien el peso del equipo que llegamos y cuya rótula nos permita mover la cámara en cualquier dirección y fijarla perfectamente. Cualquier trípode que tengamos que cumpla esos requisitos puede valernos aunque, si vamos a comprar uno, es posible que convenga tener en cuenta otro aspecto; y es que la fotografía nocturna suele ir unida a largas caminatas buscando el escenario perfecto. Un trípode compacto y ligero como el BeFree de Manfrotto o el Gitzo Traveler puede ser muy recomendable si somos aficionados a este tipo de fotografía.

Disparador remoto: Un disparador remoto nos permite disparar sin tocar la cámara. Resultan muy útiles para cualquier fotógrafo, y prácticamente imprescindibles cuando hacemos fotografía nocturna. Los hay sencillos, que simplemente nos libran de tocar la cámara, evitando cualquier trepidación. Los disparadores con intervalómetro nos abren más posibilidades ya que se pueden programar para distintos efectos. La marca Phottix ofrece varios modelos de distinta potencia y nivel de sofisticación a precios de lo más asequible. Dando un paso más, el sistema de disparador remoto Captur de la marca Hähnel, nos permite adquirir el disparador remoto sencillo, con posibilidad de ampliarlo con el módulo Timer, que posee intervalómetro, o el módulo Pro (ver enlace para más info) para otras aplicaciones interesantes en fotografía.

Mochila: La mochila ideal nos permite llevar todo el equipo fotográfico (trípode incluido) y tiene además espacio para nuestros efectos personales. Entre el amplio catálogo de bolsas Manfrotto nosotros seleccionamos la mochila Active Backpack II, pero en esto de las mochilas cada cuál tiene sus preferencias.

Accesorios muy recomendables

Linterna: La función de la linterna en estas salidas será doble. Por un lado nos vendrá muy bien para iluminar la cámara, el equipo, la posición del trípode… Por otro lado las linternas nos sirven para destacar motivos en nuestras fotos o “pintarlos”. A medida que nos vayamos aficionando adquiriremos distintas linternas de distinta potencia y temperatura de color.

Flash: Al igual que la linterna el flash nos servirá para destacar elementos. La luz del flash es más potente, direccional y focalizada, por lo que el efecto es distinto. Con el tiempo aprenderemos a saber qué luz nos conviene para cada fotografía.

Baterías y pilas: Las largas exposiciones, el modo Live View que se suele usar en la oscuridad, el frío… la fotografía nocturna consume más batería de lo que es habitual, y da igual lo lejos que llegues y lo mágica que sea la situación: cuando se termina la batería, la noche se termina. Por eso es importante tener baterías y pilas de sobra para la noche. En este sentido, como especialistas en material fotográfico, nuestro consejo es adquirir siempre baterías de la mejor calidad. Las baterías Extreme de Hähnel, por ejemplo, soportan temperaturas bajo cero sin descargarse: esta es una gran ventaja en fotografía nocturna.

Otros accesorios interesantes

Trigger: Con la práctica empezamos a encontrarnos con la necesidad de colocar un flash en un punto determinado de la escena y activarlo de forma remota. Este accesorio práctico y económico nos facilita esa tarea, ampliando las posibilidades creativas. De nuevo la marca Phottix nos ofrece alternativas sencillas y asequibles, ya sea de disparadores compatibles como Strato o Ares, como este completo Kit de flash Mitros y emisor Odin.

Geles de colores: Un accesorio de poco peso y volumen con el que colorear las fotografías. Este set de Phottix contiene 30 colores distintos.

Tablet: Cada vez más la tablet se convierte en un accesorio muy práctico cuando trabajamos con trípode. La posibilidad de usar la tablet como monitor, la libertad para trabajar en cualquier ángulo o realizar pequeños retoques y mandar las fotografías son algunos de los aspectos que más seducen a los fotógrafos. En el caso particular de la fotografía nocturna, la tablet puede realizar otras funciones como orientación, consulta de datos etc. Para aquellos aficionados al uso de la tablet en combinación con la cámara os recomendamos echar un ojo a Digital Director de Manfrotto, un accesorio que integra a la perfección cámara, tablet y trípode.

Frontal: ¿Tener las dos manos libres para trabajar con la cámara? Seguro que no te disgusta la idea.

Otros aspectos

Teléfono móvil: El teléfono móvil no puede faltar en nuestras salidas. Por seguridad, para empezar. Pero más allá de la posibilidad de perdernos existen muchas cosas que nuestros teléfonos pueden hacer por nosotros: podemos usar el cronómetro para calcular tiempos de exposición o la calculadora para calcular la hiperfocal. También podemos beneficiarnos de las numerosas aplicaciones especiales para fotógrafos nocturnos, tales como The Photographer’s Ephemeris o PlanIt for Photographers.

Comodidades: La ropa de abrigo es un elemento imprescindible para las largas noches con la cámara, así como el agua (imprescindible en cualquier escapada con o sin cámara). A partir de ahí cada cuál según sus necesidades: un esterilla, una banqueta plegable, mantas… Algo de comida podría venir bien, así como un termo con algo de bebida caliente.

Compañía: Terminamos con otro de los aspectos imprescindibles. Si vas a pasar horas en la oscuridad esperando para esa foto estupenda, puede que la compañía sea la primera cosa que debas meter en la bolsa. Existen grupos de fotógrafos que se juntan para disfrutar de este hobby, así que si tus amigos no disfrutan de una larga noche de linternas e hiperfocales, puedes plantearte contactar con alguno.

 

You Might Also Like

No Comments

Leave a reply